Ejercicios de respiración para mejorar tu capacidad pulmonar

La capacidad pulmonar se refiere a la cantidad de aire que puede sostener el pulmón en un momento dado, después de exhalar completamente. Los pulmones de una persona sana pueden retener hasta seis litros de aire a la vezAumentar la capacidad pulmonar no solo es beneficioso para deportes acuáticos o disciplinas como la apnea: las personas que gozan de gran capacidad pulmonar pueden realizar actividades físicas por un tiempo prolongado y aumenta significativamente la resistencia cardiovascular, por lo que todo buen deportista sabe lo importante que es para cualquier actividad.

Factores en contra de la capacidad pulmonar
Muchas personas pueden tener problemas para desarrollar al máximo su capacidad de respiración. Factores como diferentes enfermedades, el hábito del tabaquismo, la obesidad, la edad avanzada, el sedentarismo, y muchos otros particulares de cada individuo pueden hacer que esta disminuya progresivamente. No te desanimes, siempre se puede mejorar independientemente de tu estado actual, incluso aunque no seas una persona completamente sana que nunca ha fumado. Existen algunos ejercicios con los que ir desarrollando su capacidad pulmonar correctamente, y los presentamos a continuación.

Rutinas que aumentan la capacidad pulmonar  

Ejercicios de respiración profunda: son ideales para aumentar la capacidad pulmonar ya que su objetivo es reforzar la caja torácica. En general aumentan la elasticidad y la resistencia de los tejidos de los pulmones.

Ejercicios de respiración de vientre: son muy fáciles de realizar y deben hacerse todos los días al menos por 5 minutos. El individuo se acuesta boca arriba y se coloca las manos en el estómago, por debajo de la caja torácica. Se inhala lentamente mientras se retiene el aire durante unos segundos y luego se exhala. Hay que estar en calma, relajados y concentrarse únicamente en la respiración.

Ejercicio de respiración con espalda recta: este es otro excelente ejercicio muy fácil de realizar incluso en tu trabajo, mientras estás sentado frente al escritorio: solo debes tomarte cinco minutos al día. Hay que sentarse derechos con la espalda recta. Mientras se inhala, se deben relajar los músculos e imaginarse como el abdomen se va llenando de aire poco a poco. Hay que continuar respirando aun después que el vientre se llene, para que el pecho y la caja torácica se expandan; luego, se exhala lentamente. Hay que comprimir los músculos del estómago para vaciar los pulmones completamente.

Ejercicio para fortalecer los sacos de aire: es posible ayudar a los pulmones a retener mucho más aire por más tiempo con este tipo de ejercicio. Solo tienes que inhalar por la nariz y exhalar por la boca, así de simple.

Intenta realizar estos ejercicio algunas veces al día, para que veas como respirarás mucho mejor mientras tu capacidad pulmonar aumenta gradualmente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Parque Nacional Chungara

Calderas Fer

¿Es recomendable usar piso de llanta?